Menu

Trucos y consejos sobre la alimentación con biberón

Este tema nos interesa enormemente en Tommee Tippee, así que hemos pedido consejo a los expertos. En el artículo que sigue, encontrarás algunos trucos y recomendaciones de padres y madres como tú.

Si nunca le has dado un biberón a un bebé, puede que la idea de tener que hacerlo te resulte abrumadora, pero con un poco de práctica, te parecerá mentira que te preocuparas tanto por tal nimiedad.

Como dice el refrán: el buen consejo no merece menosprecio; así que en Tommee Tippee hemos pedido consejos sobre la alimentación con biberón a los expertos, esos padres y madres que lo hacen a diario, para ayudarte a cogerle el tranquillo. ¡Sabiduría popular en su más pura esencia!
Alimentación con biberón

Hora de relajarse...

Si tienes a un recién nacido en casa, puede que este sea el momento más tranquilo del día, así que disfrútalo. Acomódate, pon el mando y el teléfono a mano, y disfruta de la intimidad con tu pequeño.

El momento perfecto

La hora de la toma puede ser el momento perfecto para obligarte a olvidar el estrés del día y gozar de un ratito mágico con el bebé. Puede que el niño tome la leche en un abrir y cerrar de ojos o puede que le lleve su tiempo. En cualquier caso, las madres más experimentadas suelen comentar que la lactancia se les pasa volando, así que pisa el freno durante un par de minutos y vive el momento, dure lo que dure.

En su punto

A todos nos gusta tomar el café en su punto. Ni muy frío ni muy caliente. Si observas que al bebé le gusta tomar el biberón más bien calentito, comprueba la temperatura de la leche en la cara interna de la muñeca (la tuya) antes de dársela para asegurarte de que no se va a quemar. ¿Por qué en la cara interna de la muñeca? Porque es una zona bastante sensible al calor y muy poco escandalosa para mostrarla en público.

Dar con la postura idónea

Quizá te hayan dicho que el ángulo perfecto para darle la toma al bebé es 45 grados. Lo cierto es que, si todo esto te resulta demasiado cuadriculado, el hueco del codo es el lugar ideal para sujetarlo de manera cómoda para ambos; lo importante es que el niño esté ligeramente recostado. Así de fácil.

biberón anticólicos

El peor enemigo... el aire

En lo que a la alimentación del bebé se refiere, uno de los temas más temidos por la mayoría de los padres es el aire del biberón y los cólicos que puede provocar. Un consejillo práctico a la hora de dar el biberón es asegurarse siempre de que no se encuentre totalmente en dirección horizontal. Es decir, que esté siempre inclinado de modo que la tetina se llene de leche. A medida que se vaya vaciando, habrá que inclinarlo más y más. Si te preocupa que el bebé trague aire, prueba nuestro nuevo biberón Ultra, equipado con una tetina en ángulo que favorece el flujo continuo de la leche para evitar los cólicos, o bien nuestro biberón Advanced Comfort.

Mordisquitos

Tu precioso recién nacido de encías suaves no se quedará así para siempre. Pronto le saldrán los dientes y, a partir de entonces, tendrás que comprobar las tetinas en busca de mordisquitos. Las tetinas están diseñadas con materiales suaves para las pequeñas encías, por lo que los dientes pueden deteriorarlas e incluso perforarlas. Si al bebé le están saliendo los dientes o le gusta mordisquearlo todo, presta atención a las tetinas y renuévalas cuando sea necesario. Lo mismo ocurre con los chupetes.

Alimentación con biberón

¿Qué consejos daríais si el bebé rechaza al biberón?

Independientemente de si has decidido empezar a darle el biberón o combinarlo con el pecho, puede ser bastante frustrante que el bebé lo rechace. Llegará un punto en que te preguntes quién manda aquí, si el niño o tú. Lo cierto es que esa misma situación se repite en muchas casas. A pesar de haberse escritos libros, guías e incluso blogs enteros con consejos al respecto, no hay solución mágica que valga. Sin embargo, antes de probar todas las marcas de biberón habidas y por haber hasta encontrar una que le guste, no desesperarse y aplicar el sentido común quizá te sirvan de ayuda y te ahorren algo de dinero.

Seamos sinceros, el bebé lleva disfrutando del lujo de tener un pecho calentito que le satisface el hambre desde que nació, así que cualquier otra cosa no va a ser lo mismo. Por tanto, esperar que acepte el biberón al instante es una postura muy poco realista. Cuanto más tiempo lo hayas alimentado exclusivamente a base del pecho, más reacio se mostrará a tomar el biberón. ¡Conque prepárate para encontrar una feroz resistencia que ni en los frentes de la guerra!

Pero antes de que empieces a tirarte de los pelos, recuerda que muchos bebés pasan por esta etapa y que, al final, se acostumbran. A continuación te mostramos unos consejos sobre la alimentación con biberón que puedes aplicar si tu bebé lo rechaza.

Empieza pronto

Si planeas introducir el biberón en la dieta del bebé porque vas a reincorporarte al trabajo, deja un margen de tiempo suficiente para que el bebé y tú os acostumbréis a la nueva rutina. Si tienes previsto pasarle a la leche de fórmula, intenta que se habitúe al biberón con leche materna antes de dar el salto definitivo.

Abuela dando el biberón al bebé

Echa mano de los voluntarios

Imagínate que estás a dieta y te pones a comer una ensalada sosísima con una tarta al lado que huele de maravilla. No es de extrañar que el bebé no coopere cuando lo que más anhela en este mundo (el pecho de mamá) está justo al lado. Pide a alguien que le dé el biberón para que no tengas que estar presente recordándole que su comida favorita se encuentra al alcance de la mano.

Con forma de pezón porque los bebés así lo prefieren

Si empleas una tetina que simule un pecho materno, es más probable que el bebé acepte el biberón. Las tetinas Tommee Tippee presentan una forma muy parecida a la del pecho materno y permiten el movimiento para que el bebé succione sin problemas.

Insiste y vencerás

Tras poner en práctica estos consejos y otros que seguramente te habrán dado, puede que quieras probar diferentes biberones y tetinas hasta que los acepte. Con cada intento de darle un biberón, el bebé se sentirá más y más cómodo con él. Partiendo de la base de que has hecho todo lo anterior, el sexto intento de darle un biberón tiene las mismas probabilidades de conseguir que el bebé lo acepte que probar con seis biberones distintos. Así que no malgastes el dinero e insiste con el biberón que creas que más se parece a un pecho en cuanto a forma y movimiento.

¿Cuánto debería beber mi bebé?

¿Cómo se prepara un biberón con leche de fórmula?

La decisión de dar el pecho o el biberón al bebé es tuya y de nadie más. 
Más información

Parece que estás en otro país ¿Cambiar el sitio?

Descartar