Menu

¿Debo amamantar a mi bebé?

Analiza los pros y los contras antes de tomar la decisión más acertada para ti

Tomar la decisión de amamantar a un hijo es algo muy personal y un tema que puede resultar delicado para muchos familiares y amigos, quienes pueden tener opiniones muy marcadas al respecto. Sin embargo, al fin y al cabo, tanto tú como el bebé sois personas únicas, así que analiza los pros y los contras, confía en tus instintos y haz lo correcto para ambos.

La naturaleza es sabia y te proporciona un sistema integrado de producción de leche personalizada para tu bebé. Y, a pesar de que no puedes ver la leche fluir a través de la piel, hay razones de peso para amamantar a tu pequeño que quizá desconozcas.

Beneficios de la lactancia para la madre

  • No cuesta nada, ya que la leche materna es gratis.
  • Dispones de un suministro alimenticio para tu bebé en cualquier lugar y siempre a la temperatura correcta.
  • Salvo que te extraigas leche, no tienes nada que lavar, estilizar ni preparar: ¿no es ideal?
  • Hace que el útero vuelva a su tamaño normal con mayor rapidez. ¿No lo sabías?
  • Quemarás hasta 800 calorías al día sin tener que sudar en el gimnasio.
  • Te protege ante determinadas enfermedades en el futuro, como la osteoporosis y el cáncer de pecho y ovario.
  • Aumentarás la producción de oxitocina, la hormona de la felicidad, haciendo que tu bebé y tú os sintáis más relajados y contentos.
  • Ah, y la caquita de tu bebé olerá mucho mejor si le das el pecho, ¡algo que es de agradecer!
  • Los pezones se resentirán y, si se agrietan, puede causar mucho dolor (prepárate con tiempo y asegúrate de que tienes cremas y pomadas).
  • ¡Los bebés que lactan comen mucho! Suelen alimentarse en pequeñas dosis en vez de recibir grandes tomas. A veces, puede que tengas la impresión de que lo único que haces es dar el pecho.
  • A no ser que tengas pensado extraerte cantidades de leche para que tu pareja pueda ayudarte a alimentar al bebé, toda la responsabilidad recaerá sobre ti (pero también las pequeñas siestas).
  • A diferencia de la alimentación con biberón, no es posible saber cuánta leche ha consumido tu bebé. Si bien este es un motivo de preocupación para algunas madres, solo piensa que tu bebé toma lo que necesita (y recuerda que la raza humana ha sobrevivido antes de la aparición de los biberones).

Beneficios de la lactancia para el bebé

  • La leche materna tiene un alto contenido de anticuerpos que protegen a tu pequeño frente a las infecciones, además de reducir las probabilidades de que desarrollen alergias y enfermedades, como asma o eccema.
  • ¿Notas que el bebé tiene hambre? Lo ideal es darle un sustento delicioso y estéril a la temperatura perfecta.
  • Y qué mejor sustento que la leche materna, concebida para que el bebé la digiera de manera hipersencilla.
  • No podemos prometer que el niño te vaya a salir tan listo como Einstein, pero hay estudios que demuestran que la leche materna estimula el desarrollo cerebral de los bebés.

Elijas lo que elijas, como con cualquier otro asunto relacionado con la maternidad y la crianza de los hijos, las cosas no siempre salen como uno las planea, así que preparate para ser flexible y hacer lo mejor para ti y la familia al completo.

La lactancia no siempre es fácil, pero merece la pena.
Leer la historia de Sukari

Parece que estás en otro país ¿Cambiar el sitio?

Descartar