Menu

Guía de destete: Cómo empezar a destetar al bebé

¿Cómo empiezo a introducir comida en la dieta del bebé?

¡Una sonrisa y respira hondo! Este es un paso importante para tu bebé y puede que tarde un poco en acostumbrarse, así que relájate, sigue su ritmo y ve comida por comida.

Al fin y al cabo, sigue obteniendo la mayoría de sus necesidades nutritivas a través de la leche, por lo que no es necesario presionarle para que coma. Como dice el dicho: “La comida es solo para divertirse antes de que el primer año llegue a cumplirse”.

¡Hora de comer!

Si el bebé está listo para empezar a probar los sólidos, elige una comida en la que dispongas de tiempo suficiente para atenderlo.

Dale la mitad de leche de la que sueles hacer para saciar su sed y satisfacer parcialmente el hambre. Luego, inténtalo con un poquito de puré, la cantidad equivalente a una cucharilla y en porciones diminutas, justo en la punta de una cuchara de plástico de punta suave.

Si ves que escupe la comida instantáneamente, no te preocupes, es normal. Esta experiencia es totalmente nueva para él. Ten paciencia y prepárate mentalmente para el pringoteo: puede que el niño tarde un tiempo en acostumbrarse a esta forma de comer tan diferente.

Déjale que juegue con la comida (¡pon las toallitas a mano!) y espera a que abra la boca por sí mismo en vez de meterle la comida a la fuerza. El bebé debe sentir que controla la situación y estar cómodo. Si ves que no muestra interés, tampoco pasa nada, inténtalo en otro momento.

Plan de alimentación combinada: leche y comida

La idea de tener que dar leche y comida al bebé puede ser abrumadora. Empieza con una o dos cucharaditas de puré antes de darle la toma del mediodía durante las primeras dos semanas. A medida que las vaya aceptando bien, dale otra cucharadita o dos a la hora del desayuno y aumenta la cantidad a tres o cuatro cucharaditas en el almuerzo. Observa la reacción del bebé hasta que sientas que puedes darle dos o tres cucharaditas en la cena. Incrementa las cantidades y la variedad de los alimentos a medida que crezca, de manera que al cumplir los nueve meses ya tome tres comidas al día.

Semana 1-2 Semana 3-4 Semana 5-6 Semana 7-8 Semana 9-10 Semana 11-12
Por la mañana temprano Leche Leche
Desayuno Leche

1 o 2 cucharaditas de sólidos
Leche

2 o 3 cucharaditas de sólidos
Leche

1 o 2 cucharadas de sólidos
Leche

2 o 3 cucharadas de sólidos
Leche

3 o 4 cucharadas de sólidos
Leche

Almuerzo

1 o 2 cucharaditas de sólidos
Leche

3 o 4 cucharaditas de sólidos
Leche

5 o 6 cucharaditas de sólidos
Leche

3 o 4 cucharadas de sólidos
Leche

3 o 4 cucharadas de sólidos
Leche

3 o 4 cucharadas de sólidos
Leche

Cena Leche Leche

2 o 3 cucharaditas de sólidos
Leche

3 o 4 cucharadas de sólidos
Leche

3 o 4 cucharadas de sólidos
Leche

3 o 4 cucharadas de sólidos
Leche

Antes de dormir Leche Leche Leche Leche Leche Leche

¿Qué hay para comer?

A continuación, te presentamos algunas ideas por si necesitas inspiración, pero preparar comida para un bebé es tan simple como licuar frutas o verduras; superfácil y supernutritivo. Antes de licuar las frutas y verduras, en lugar de hervirlas, prueba a cocinarlas al vapor, pues esta forma de cocción conserva mejor los sabores y el contenido nutricional de los alimentos. Al hervirlos, se pierden muchos de los beneficios.

Cuando decidas qué frutas y verduras vas a darle, piensa primero en las que come el resto de la familia. Ten presente que el objetivo a largo plazo es que el bebé participe en las comidas familiares, así que lo suyo sería prepararle cosas que suelas comprar para el resto de la familia. Puedes hacer una tanda de diferentes purés y congelarlos en porciones individuales. Las bandejas de cubitos de hielo o los recipientes pequeños resultan perfectos para tal fin.

¿Qué hay para comer?

Plátano, manzana, brócoli, albaricoques deshidratados, guisantes, calabacín, aguacate, batata, zanahorias y coliflor

El menú de la semana podría ser parecido a este:

Por la mañana temprano Leche Leche Leche Leche
Desayuno Leche Leche Leche Leche
Almuerzo Puré de zanahorias Plátano machacado Puré de brócoli Puré de manzana
Cena Leche Leche Leche Leche
Antes de dormir Leche Leche Leche Leche

Una vez que el bebé haya probado varias frutas y verduras por separado, puedes empezar a mezclarlas para incluir más sabores, texturas y contenido nutricional en las comidas. Si necesitas inspiración, echa un vistazo a nuestra página de recetas.

Durante esta primera etapa, hay ciertos alimentos que deberías evitar darle al bebé:

Sal, especias, azúcar, miel, huevos, frutos secos, marisco, pan, cereales, pasta, leche de vaca, queso azul, alimentos picantes y bebidas azucaradas.

Un par de semanas después de haberle introducido sólidos en la dieta, puedes aumentar la cantidad de una toma a dos o tres paulatinamente.

¿Cómo empiezo a introducir comida con textura en la dieta del bebé?

¿Cómo se sabe si el bebé tiene el estómago lleno?

Los baberos son una de las cosas más importantes que vas a comprar...
Más información

Parece que estás en otro país ¿Cambiar el sitio?

Descartar