Menu

¿Debo dejar que empiece a comer alimentos por sí mismo o dárselos yo con cuchara?

Durante los últimos años, la tendencia de dejar que el bebé coma solo se ha hecho cada vez más popular, y algunas madres se decantan por esto en vez de usar el método más tradicional de introducir alimentos en la dieta de su bebé dándoselos con cuchara.

Al igual que ocurre con la mayoría de los asuntos relacionados con la maternidad y la crianza de los hijos, no hay blanco o negro, de modo que tendrás que seguir tus instintos y hacer lo mejor para ti y el bebé... Ambos métodos tienen pros y contras, así que lee sobre lo que implican ambos y confía en tu instinto.

Darle de comer con cuchara de forma tradicional

Hasta hace poco, esta era la manera en la que la mayoría de las madres introducían sólidos en la dieta de sus hijos. Empiezas con purés suaves de verduras, frutas, arroz y cereales, y vas progresando gradualmente hasta las comidas machacadas o troceadas para que se acostumbre a las texturas, por ejemplo, plátano o batata machacados, antes de introducir finalmente la comida que se puede coger con las manos, como pan, pasta y palitos de verduras cocidas. Puedes preparar muchas comidas con antelación, divirtiéndote variando los sabores y texturas, y luego congelarlas hasta que las necesites.

Pros

  • Sabrás cuánto ha comido
  • Te puedes asegurar de que sigue una dieta variada
  • Conlleva menos desorden
  • Puedes usar potitos y bolsitas (que son especialmente prácticos cuando estáis fuera de casa)

Contras

  • Preparar un montón de purés diferentes puede consumir mucho tiempo
  • Si le tienes que dar de comer durante las comidas, en realidad no coméis juntos
  • Se acostumbra a las texturas suaves, así que a veces es difícil conseguir que acepte otras texturas
Alimentación independiente

DEJAR QUE EL BEBÉ COMA SOLO O MÉTODO DE AUTOALIMENTACIÓN

Esto simplemente significa dejar que tu bebé se alimente él solo. Tú solo tienes que darle la comida en trozos de un tamaño adecuado y si le gusta, la comerá, y si no, no lo hará. Pan, pepino, palitos de zanahoria, brócoli, carne... cualquier cosa que sea capaz de coger y masticar con los dientes (¡o las encías!) de manera prudente. Esa es la idea. Muchas madres hacen esto de manera natural con su segundo hijo, puesto que ya cocinan para el resto de la familia.

PROS

  • No tienes que hacer purés para el bebé
  • Podéis comer todos juntos, ya que come solo
  • Las comidas son ocasiones sociales desde el principio
  • Tu bebé puede explorar una amplia gama de sabores y texturas antes
  • No hay rechazo a la comida “grumosa”

CONTRAS

  • Un desastre absoluto, ¡que normalmente supone una operación militar de limpieza después!
  • Falta de certeza sobre cuánto ha comido en realidad
  • Puedes tener la sensación de que estás desperdiciando mucha comida
  • A veces puede resultar difícil encontrar algo adecuado cuando coméis fuera, especialmente cosas con poca sal
  • ¡Opiniones de gente que nunca lo ha probado!
  • Puede dar un poco de miedo oír a tu bebé dar arcadas y es cierto que tienes que estar siempre vigilante para que no se atragante

Elijas el camino que elijas, intenta no estresarte con la hora de la comida (¡a veces es más fácil decirlo que hacerlo!) y aceptar el desorden. Como dice el dicho “la comida es solo para divertirse antes de que el primer año llegue a cumplirse”, ya que los bebés siguen obteniendo todo lo que necesitan de la leche, así que en realidad solo se trata de aprender y experimentar. ¡Buena suerte, mamá!

¿Cómo empiezo a introducir comida en la dieta del bebé?

¿Qué alimentos debería evitar darle a mi bebé?

Introducir sólidos en la dieta del bebé suele ser divertido para ambos, pero hay algunos aspectos que debes tener en cuenta...
Más información

Parece que estás en otro país ¿Cambiar el sitio?

Descartar