Menu

Seguridad alimentaria infantil: Cómo introducir alimentos de forma segura en la dieta del bebé

Si bien es cierto que pasar al bebé poco a poco a los sólidos es superdivertido para ambos, hay algunos aspectos de SEGURIDAD ALIMENTARIA INFANTIL que debes tener en cuenta, pues podrían poner en peligro a tu pequeño:

Riesgo de asfixia

  • Mientras que el niño come, no lo dejes sin supervisión. Presta particular atención cuando ingiera alimentos con los que pueda asfixiarse fácilmente, como las zanahorias crudas, los gajos de manzana o las uvas enteras.
  • Recuerda quitarle la piel a ciertas comidas, como las salchichas de carnicería, así como los huesos a las carnes y las espinas a los pescados.
  • Además, es recomendable que sepas cómo actuar en caso de emergencia.

Posibles alergias

  • Si el bebé tiene antecedentes familiares de eccema, asma o alergia al polen, se recomienda continuar la lactancia durante los primeros seis meses para reducir el riesgo de sufrir alergias.
  • Cuando empieces a introducirle alimentos, hazlo de uno en uno para poder observar si le hacen reacción. En particular, es importante que lo hagas con los alérgenos más comunes, como son la leche, los huevos, el trigo, los frutos secos y el pescado.
  • Si alguno de estos le hace reacción, consulta con el médico.

La miel NO ES APTA para los menores de 12 meses

  • Nadie quita que sea natural y deliciosa, pero puede provocar botulismo a los bebés menores de un año.
Lavar las verduras

LA HIGIENE ALIMENTARIA ES SUPERIMPORTANTE

  • Lávate siempre las manos antes de preparar la comida y comprueba que las del bebé estén limpias antes de comer; más que nada porque, al gatear por todas partes, pueden ponerse perdidos...
  • Limpia las superficies y utensilios de cocina antes de usarlos. Aparta una tabla de cortar, resérvala para la carne cruda y usa siempre la misma.
  • No recicles comida que el bebé haya dejado por no desperdiciarla, por muy tentadora que parezca la idea; esto podría provocarle molestias estomacales.
  • Lava y pela siempre las frutas y las verduras.
  • Guarda tanto la carne cruda como la cocinada en recipientes aparte con tapadera y ponlas en diferentes compartimentos del frigorífico, lejos de otras comidas y lejos la una de la otra.
  • Los alimentos cocinados deben recalentarse una sola vez; si no se consumen, hay que tirarlos.
  • Antes de meter nada en el congelador, asegúrate de que se ha enfriado completamente. Del mismo modo, verifica que todo lo que vayas a preparar esté perfectamente descongelado antes de calentarlo.
  • Cuando recalientes comida, comprueba que esté bien caliente por todas partes y déjala que se enfríe antes de dársela al bebé (eso de ponerse a soplar como una loca la comida que acabas de calentar al máximo resulta muy extraño, ¿verdad?).

¿Cómo empiezo a introducir comida en la dieta del bebé?

¿Qué utensilios necesito para empezar a introducir comida en la dieta del bebé?

El niño te dará montones de pistas para hacerte saber que está listo para empezar a experimentar...
Más información

Parece que estás en otro país ¿Cambiar el sitio?

Descartar