Menu

Diarios de padres y madres

“Cuando por fin llegamos a casa, fue increíble la normalidad con la que todo fluyó desde el principio”.

flag

Acostumbrarse a una nueva rutina con un niño adoptado

Helen, Melbourne, Australia


Nuestra odisea para adoptar a un niño duró más de doce años y acabó en Nanjing, China. Conocer a Finn fue una experiencia abrumadora para todos. El niño tenía 19 meses, lo bastante mayor como para sentir la conmoción y confusión del momento, pero no lo suficiente como para entender lo que estaba ocurriendo a su alrededor. Pasamos varias semanas juntos en China, creando y reforzando vínculos familiares en un entorno conocido para él, y luego llegó el momento de volver a casa.

La verdad es que fue increíble la normalidad con la que todo fluyó desde el principio. Finn pasó las primeras dos semanas explorando el nuevo territorio, aprendiendo dónde podía ir y dónde no, qué podía tocar y qué no. Somos coleccionistas de antigüedades, así que hay montones por toda la casa, pero decidimos no retirarlas. Nos dijimos que era algo que simplemente tenía que aprender a respetar. De modo que establecimos reglas y límites bien definidos desde el principio, y le ayudamos a comprenderlos. Había atravesado situaciones de mucho cambio y ahora lo que necesitaba era estabilidad y una rutina diaria, y eso fue lo que le proporcionamos. También ayudó que siempre estamos de acuerdo en las decisiones parentales. Seguimos las mismas normas y, si en algún momento le negamos algo (cosa que solemos hacer a menudo), le explicamos el porqué. Y él lo entiende rápidamente; es un chico listo.

Acostumbrarnos a una nueva rutina

La primera semana, Finn durmió en una cuna dentro de nuestro dormitorio, pero no conciliaba un sueño profundo y terminamos todos agotados. Al final, tuvimos que comprar una cama de matrimonio para su dormitorio. Así, si se inquietaba por la noche, uno de nosotros podría dormir en su cuarto dándole la mano a través de la cuna. También limitamos las visitas durante los primeros meses a fin de darle un margen suficiente para que se sintiera cómodo en el nuevo entorno y con sus nuevos padres. Queríamos dejarle claro que, si necesitaba cualquier cosa, debía acudir a nosotros antes que a nadie. Se apegó bastante pronto, la verdad; a mí casi desde el principio y a Mick unas pocas semanas después. Según he oído, los niños adoptados suelen tardar más.

Claro que no todo ha sido coser y cantar. Finn tiene un labio leporino y el paladar hendido, de modo que debe operarse; además, necesitará ir al logopeda y al dentista (para un tratamiento de ortodoncia) hasta bien entrada la adolescencia. En casa, nos centramos sobre todo en el habla. Hacemos hincapié en que use nuestro idioma y, de momento, hemos dejado el chino a un lado para ayudarle con la formación de palabras y sonidos. Vemos bastantes programas infantiles de televisión, en particular aquellos en los que la dicción suele ser clara. ¡Es fan acérrimo de “Peppa Pig” y “Ben y Holly”!

Ahora que es un poco más mayor, entiende que es adoptado y que tiene una mamá en China. Si tuviera oportunidad de conocerla, se lanzaría a ello sin pensarlo, pero no hay registros de los que se tenga conocimiento, así que es poco probable que esto ocurra. Finn sabe dónde nació y puede señalar China en el mapa. Siempre celebramos el Año Nuevo chino y otros festivales culturales de importancia, y cuando crezca, tenemos previsto realizar viajes frecuentes al país. Nos parece importante que conozca su propia historia.

Sabemos que el camino no va a ser fácil, igual que para las otras familias, pero estamos tremendamente agradecidos de que Finn forme parte de nuestras vidas. Mi padre tenía 74 años cuando fuimos a China y se siente muy orgulloso de tener un nieto chino. Lleva la foto de Finn en su cartera y se la enseña a todo el que puede. El amor no conoce fronteras; Finn no es de su sangre, pero lo quiere con locura. Todos lo hacemos.

Lo mejor que pude hacer fue unirme a un grupo de apoyo para madres de la zona.
Leer la historia de Sukari
-mothers-instinct-online

Parece que estás en otro país ¿Cambiar el sitio?

Descartar