Menu

¿Le están saliendo los dientes al bebé?

En qué síntomas fijarse

La dentición es un suplicio por el que todo bebé tiene que pasar e implica el crecimiento de los huesos dentales y la salida de los mismos a través de las encías. Por lo tanto, no es de extrañar que les resulte muy doloroso y, a su vez, estresante para ti.

No obstante, mientras salen y no salen a relucir esas perlitas blancas, parece que todo lo que le ocurre al bebé puede achacarse a los dientes. Para echarte un cable, Tommee Tippee ha redactado una guía rápida de los síntomas claves que apuntan a la salida de los dientes y así ayudarte a detectar cualquier otra señal de que algo va mal. No todos los bebés mostrarán estos síntomas de que les están saliendo los dientes, pero quizá reconozcas alguno...

Subida de la temperatura

Un claro síntoma de que al bebé le están saliendo los dientes es tener un poco de fiebre. Puede que te veas con un termómetro para bebés pegado a la mano, pero la fiebre no debería alcanzar los 38 °C (el porqué te lo contamos más adelante).

Más babas que un caballo

Es normal que el bebé babee en exceso, ya que las encías producen saliva adicional para facilitar la salida de los dientes. ¡Prepara los baberos!

¿Le están saliendo los dientes al bebé?

ROSTRO ENROJECIDO

Puede que descubras algunos sarpullidos en la cara del bebé o que se le enciendan las mejillas; esto se debe a la saliva abundante que está produciendo y a los cambios que está experimentando en la boca.

BOCA ENROJECIDA

Si te deja acercarte lo más mínimo a la boca, es posible que observes señales de que el bebé tiene las encías doloridas. Quizá encuentres llaguitas o un poco de sangre en las zonas que se haya tocado para aliviar el dolor.

Y CULITO ENROJECIDO, TAMBIÉN

Se cree que mientras les salen los dientes, los bebés tienen diarrea a causa de la saliva adicional que digieren. Al tener un mayor contenido en ácido, puede afectar al culete y enrojecerlo. ¡Pobrecillos!

¿Le están saliendo los dientes al bebé?

MORDER TODO LO QUE SE PONGA AL ALCANCE DE ESAS REGORDETAS MANOS

¿Ves que el bebé se mete cualquier cosa en la boca? Hablamos de juguetes, cucharas ¡e incluso el puño! El acto de morder puede aliviar temporalmente el dolor de encías, así que no es de extrañar que ataquen a todo. Invierte en un buen mordedor para proteger tus preciados dedos y las llaves del coche.

No come nada

¿Quién tiene ganas de comer cuando le duele algo? Es probable que el bebé pierda el apetito durante una temporada. Dale bastante agua y prueba a tentarlo con algo rico y frío, como un polo de hielo, para aliviar esas encías doloridas.

Un humor de perros

Está irritable, malhumorado e inquieto, y nadie se lo puede reprochar. Quizá te encuentres igual que el pequeño, porque duermes menos y porque el bebé exige toda tu atención.

A pesar de que los que te rodean achaquen todos estos síntomas a la salida de los dientes con su mejor intención, los que mencionamos a continuación podrían apuntar a un problema más grave. Así que abre bien los ojos, sigue tus instintos y consulta con un profesional médico si observas lo siguiente:

Vómitos y diarrea

Tanto los vómitos como la diarrea pueden ser efectos secundarios molestos pero naturales de toda la baba que está produciendo... pero también podrían indicar infección estomacal. Si no mejora, consulta con un médico.

Dolor de oídos

Si el bebé se echa las manos a los oídos con muecas de dolor, podría deberse al movimiento de los dientes en las mandíbulas. Si este malestar se prolonga en el tiempo, empeora o parece afectar a la escucha, es posible que el bebé tenga una infección auditiva. En ese caso, debes acudir al médico.

Fiebre

Si la temperatura sobrepasa los 37,7 grados, el bebé tiene fiebre. Aunque un ligero aumento de la temperatura es un síntoma de que le están saliendo los dientes bastante común, la fiebre suele estar asociada a otras enfermedades, así que llévalo al médico.

Tos

Toser es un síntoma normalmente vinculado a la salida de los dientes debido al babeo excesivo y a la acumulación de mocos en la garganta del bebé. Si observas una tos persistente, acompañada de otros indicadores clave, como la fiebre, ponte en contacto con el médico.

Ahora, toca aguantar el chaparrón y esperar a que pase esta época tan difícil para el bebé, aunque parezca no llegar nunca a su fin.

Mientras tanto, echa un vistazo a estas páginas útiles para responder a tus dudas acerca de si le están saliendo los dientes a tu bebé.

¿Cuándo empezarán a salirle los dientes al bebé?

¿Cómo puedo aliviar a mi pequeño cuando le salgan los dientes?

Trucos y consejos para aliviar a tu pequeño cuando le salen los dientes.
Más información

Parece que estás en otro país ¿Cambiar el sitio?

Descartar