Menu

Reforzar el vínculo paterno-filial

Hay muchas maneras de hacer que un bebé forme un vínculo con su padre, desde hacer muecas graciosas hasta el contacto de piel con piel.

Tanto si estás deseando ser padre como si te aterra la idea, o ambas cosas a la vez, es posible que te lleve un tiempo acostumbrarte a tu nueva función en la familia. Incluso puede que te hayan dicho que los padres no tienen mucho que hacer al principio. Sin embargo, en Tommee Tippee, creemos que hay mil maneras de crear un vínculo afectivo entre padre e hijo, independientemente de cómo tu pareja decida alimentar al niño. A continuación, te damos varios consejos:

Contacto directo piel con piel

Una experiencia maravillosa e inolvidable de los primeros momentos del bebé es ponerlo en contacto directo con tu piel. Así que olvídate de la vergüenza, quítate la camiseta en la sala de partos y abraza a tu recién nacido. Nunca es demasiado pronto para alimentar ese vínculo tan especial.

Toma nocturna

Sé el héroe del biberón nocturno

Si te encargas de la toma de medianoche, gozarás de más tiempo con el bebé y la madre podrá descansar varias horas seguidas. Si ella prefiere darle el pecho y no extraerse, ayúdala: llévale al bebé y encárgate luego de hacer que el niño expulse los gases tras la toma.

Dale un masaje al peque

Una buena forma de reforzar el vínculo con el bebé es darle un masaje para que se tranquilice y se relaje. Primero, colócalo sobre una superficie plana, imprégnate las manos de aceite para bebé y frótalas para calentarlas. Háblale y cántale para que se ría, y dale un suave masaje. Observa la respuesta del bebé: si parece incómodo, prueba a suavizar la presión.

Conviértete en papá canguro

En lugar de acarrear con el enorme cochecito, prueba a usar un portabebés; así podrás darle calor corporal y reforzar los lazos paterno-filiales. Tanto si vas de paseo o a por mandados como si estás poniendo el lavavajillas, verás que te resulta mucho más fácil moverte con el bebé.

Hazle morisquetas

Entretén a tu pequeño haciendo las carantoñas más disparatadas que se te ocurran. ¡Quizá consigas ver así su primera sonrisa!

Cambio de pañal

Cámbiale el pañal

Vale que quizá no sea la tarea más emocionante ni la más agradable de la que encargarse, pero también te toca y deberías prestarte voluntario. Además de ser el suplicio de todo padre primerizo, es también una buena oportunidad para echar unas risas y hablar con el bebé.

Léele

Nunca es demasiado pronto para empezar a leerle al bebé. Tu voz estimula su interés por los sonidos y le ayuda a desarrollar habilidades de escucha importantes. En esta edad tan temprana, al bebé le da igual que le leas el cuento de los tres cerditos o la sección de los deportes del periódico; lo que le beneficia es el relajante sonido de tu voz. Así que ya sabes, acurrúcalo y ponte a leer en voz alta.

¿Con qué frecuencia debería hacer caca el bebé?

Cómo cambiar un pañal

Solía ser el único padre que asistía, pero te acostumbras enseguida
Leer la historia de Ben

Parece que estás en otro país ¿Cambiar el sitio?

Descartar